Manuel del Aguila
Logo de la Asociación Cultural Manuel del Águila

 “Danza Homenaje a Antonio Machado” (piano), Cristina Lucio Villegas - Descargar

 “Poema a la mujer almeriense” Lema, “Paisanica del Alma”. - Descargar

Danza homenaje a Manuel de Falla (piano) Rafael Gómez

PLACA CONMEMORATIVA EN EL DOMICILIO DE MANUEL DEL ÁGUILA (9-11-2016)

En el décimo aniversario del fallecimiento del escritor y compositor almeriense Manuel del Águila, el Ayuntamiento de Almería y la Asociación Cultural Manuel del Águila, descubrieron una placa conmemorativa en la vivienda situada en la calle Granada, nº 8, la “Casa de los siete balcones”, la que fue su residencia durante 74 años. Un acto que mantiene viva la memoria de su legado y que estuvo presidido por el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y el presidente de la asociación, Francisco Capel del Águila, y con la música de la Banda Municipal, que cerró el acto con el clásico “Si vas pa la mar”, obra del ilustre almeriense.

Placa conmemorativa en el domicilio de Manuel del Águila
Algunos miembros de la ACMA junto a la placa conmemorativa del escritor y compositor almeriense, Manuel del Águila.

CONCIERTO HOMENAJE EN SU DÉCIMO ANIVERSARIO (8-11-2016)

Matteo Giuliany con alumnos del Real Conservatorio Profesional de Música de Almería
Matteo Giuliany con alumnos del Real Conservatorio Profesional de Música de Almería

LA MUSICA DE MANUEL DEL ÁGUILA SUENA FUERA DE NUESTRAS FRONTERAS PROVINCIALES

Debido a las actividades culturales de la asociación, varios de los pianistas que han visitado nuestra ciudad y han tocado la música de Manuel del Águila, se han enamorado de ella y luego, en algunos casos, la tocan fuera de nuestras fronteras. El pianista Rubén Russo, que participó en el homenaje del año 2015, tocó su música durante el 2016 en el Auditorio del Ateneo de Sevilla el 29 de junio, en el “Gothenburg Piano Festival” de Suecia el 19 de agosto, con un programa de música española: Isaac Albeniz, Enrique Granados, Federico Mompou y Manuel del Águila y en Barcelona en el Festival de Chipiona los días 24 y 28 de agosto.

Dentro de la “II Edición del Must Talent Festival” que ha tendido lugar durante el otoño de 2016 en el Ateneo de Madrid, los pianistas Matteo Giuliani y Rubén Russo tocaron el Homenaje a Manuel de Falla de nuestro ilustre almeriense.

Matteo Giuliani en el Must Talent Festival celebrado en el Ateneo de Madrid.
Matteo Giuliani en el Must Talent Festival celebrado en el Ateneo de Madrid.
(Foto: J.C. Jiménez)
Rubén Russo  en el Must Talent Festival celebrado en el Ateneo de Madrid.
Rubén Russo en el Must Talent Festival celebrado en el Ateneo de Madrid.
(Foto: J.C. Jiménez)

III CONCURSO “MANUEL DEL ÁGUILA” DE JÓVENES SOLISTAS
(Teatro Apolo, 23-5-2016)

Organizado por el Departamento de Extensión Cultural y Promoción Artística del RCPMA bajo los auspicios de la ACMA, el patrocinio de CAJAMAR y la colaboración de la AMPA Santa Cecilia. Categoría A: 1º premio para Sarah Orero Medina por su magnífica interpretación al violín, de la obra, Concierto para Violín Op. 64 de Félix Mendelsohn. 2º premio para Raúl Sabiote Sánchez con la obra, Fantasía para Bombardino de Philip Sparke. Categoría B: 1º premio fue para Elena Mateo Sáez por su actuación en la obra Concierto para Fagot y Orquesta de Mozart. 2º premio fue para Gines Gallardo Jerez con su concierto para Clarinete y Orquesta de Gaetano Donizetti. Jurado: Félix Ruiz González, Fernando Torres Martínez, Víctor Enguídanos Royo, Francisco Cortés Sánchez y Diego Camacho.

RECITAL POÉTICO Y CONCIERTO HOMENAJE A CARGO DE LA BANDA
MUNICIPAL DE MÚSICA de ALMERÍA
(Teatro Apolo, 15-5-2016)

Recital poetico y concierto homenaje

CONCIERTO HOMENAJE EN EL IX ANIVERSARIO DE SU MUERTE
(Escuela Municipal de Música y Artes 26-11-2015)

Concierto organizado por la ACMA en colaboración con la Asociación Filarmónica de Almería.

Concierto homenaje en el IX aniversario de su muerte

PRESENTACIÓN DEL LIBRO CENTENARIO DE MANUEL DEL ÁGUILA
(Diputación Provincial de Almería, 19-11-2015)

Publicado por el Instituto de Estudios Almerienses, recoge los artículos que durante el mes de junio de su centenario del pasado año 2014, publicaron en prensa un grupo de escritores, poetas y, sobre todo, amigos suyos, de los que los cinco primeros salían de la pluma de otros tantos miembros de la directiva de la asociación. Artículos todos ellos preciosos, cargados de sentimiento y de cariño hacia su persona. La portada ha sido diseñada por su amiga, Carmen Pinteño.

Prólogo - Francisco Moncada Manolo, profesor de la palabra - Francisco Capel del Águila Manolo, un almeriense universal - Emilio Esteban Hanza Manolo y la ruta de Lorca - Paco Cortés Sánchez Manolo, observador de mundos - Pilar Quirosa-Cheyrouze Algo que contar de un amigo - Carmen Pinteño Núñez Manolo del Águila y Celia Viñas: Recuerdo de una amistad - Francisco Galera Noguera Manolo y su amor a Almería - Julio Alfredo Egea Reche En el deleite creativo del autor - Juan José Ceba Pleguezuelos Manolo, mi amigo - Domingo Nicolás Gómez Manuel del Águila, un año más - Antonio Sevillano Miralles Manolo y la Santa Cruz de Canjáyar - Juan Pedro Vázquez Guzmán Desde Almería, Manuel del Águila - Ana Alcolea Serrano Manuel del Águila o el goce del mundo - José Jesús de Bustos Tovar Manolo del Águila en el recuerdo - Ana María Romero Yebra Manolo, la música y los Aurelianos - Aureliano Cañadas Fernández Manuel del Águila y el IEA - Rafael Leopoldo Aguilera Martínez Manuel del Águila en Uleila del Campo - Jacinto Soriano Sánchez Almería del recuerdo: Sin los tristes biombos - Manuel del Águila Ortega*

II CONCURSO “MANUEL DEL ÁGUILA” DE JÓVENES SOLISTAS
(Sala Clasijazz, 14-6-2015)

II CONCURSO “MANUEL DEL ÁGUILA” DE JÓVENES SOLISTAS

Organizado por el Departamento de Extensión Cultural y Promoción Artística del RCPMA bajo los auspicios y el patrocinio de la ACMA y la colaboración de la AMPA Santa Cecilia. Los finalistas tocaron acompañados con la Orquesta y Banda de Alumnos de 5º y 6º del conservatorio bajo la dirección de Francisco Román Eusebio. El Coro de Cámara Emilio Carrión dirigido por José Manuel Jiménez Sánchez, se unió al evento e interpretaron 4 canciones sobre poemas de Manuel del Águila. Fue un acto muy emotivo y enfocado a promocionar a las nuevas promesas del apasionante mundo de la música.

ACTOS DEL CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE MANUEL DEL ÁGUILA
(Círculo Mercantil, 15-6-2014)

I CONCURSO DE JÓVENES SOLISTAS: La final del I Concurso de Jóvenes Solistas del Real Conservatorio Profesional de Música de Almería “Manuel del Águila”, tuvo lugar en la sala noble del Círculo Mercantil. El concurso nace con la vocación de proporcionar a los alumnos del Conservatorio la oportunidad de interpretar repertorio para solista con orquesta. Hay que destacar el excelente trabajo realizado por los alumnos de 5º y 6º de Orquesta del Conservatorio de Música dirigidos por Francisco Román. Sin duda, un gran concurso que tiene una gran proyección de cara a los jóvenes intérpretes.

Categoría A: 1º premio para Alejandro Lobato Juan por su interpretación al Clarinete del Concierto para Clarinete y Orquesta en Fa Menor.Op. 5 de Bemhard Crusell (Allegro).

Categoría B: 1º premio para Sarah Orero Medina por su interpretación al violín del Concierto nº1 en Mi Mayor, Op.8 “La primavera” de Antonio Vivaldi ( Allegro-Largo-Allegro).

RECITAL POÉTICO Y CONCIERTO DE PIANO: En el Centro de Unicaja de Cultura, el día 13 de junio de un grupo de poetas y amigos como, Pilar Quirosa-Cheyrouze, Juan José Ceba, Francisco Galera, Matilde Puig y Francisco Moncada, recitaron una serie de poemas del ilustre almeriense que ellos mismos seleccionaron: “El trapero”, “Poemario de la noche”, “Química del mar y la lágrima”, Réquiem por Celia Viñas , “Salutación al piano”, “Paisanica del alma”, entre otros, sonaron en el aire ante un público emocionado.

A continuación el pianista, Tito García dio un concierto, organizado por la ACMA conjuntamente con la Asociación Filarmónica de Almería, interpretando obras de Max Reger, Johannes Brahms, Isaac Albéniz y la “Danza Homenaje a Antonio Machado” de Manuel del Águila.

Matilde Puig, Pilar Quirosa-Cheyrouze, Juan José Ceba Francisco Galera y Francisco Moncada recitando poemas de Manuel del Águila. Tito García al piano.
Matilde Puig, Pilar Quirosa-Cheyrouze, Juan José Ceba
Francisco Galera y Francisco Moncada recitando
poemas de Manuel del Águila. Tito García al piano.

HOMENAJE EN CANJÁYAR: El día 22 de noviembre, día de Santa Cecilia, el Ayuntamiento del pueblo de Canjáyar y la Hermandad de la Santa Cruz del Voto, le dio un homenaje en recuerdo de su memoria en donde se interpretaron algunas de sus canciones más conocidas. Al acto asistió el Excmo. Alcalde de la localidad, Francisco Alonso y la Junta de Gobierno de la ACMA.

CONCIERTO HOMENAJE: El día 2 de diciembre tuvo lugar otro concierto organizado por la ACMA en colaboración con la Asociación Filarmónica de Almería en la Escuela Municipal de Música y Artes de Almería. En esta ocasión estuvo a cargo de la violinista, Kalina Macuta y del pianista, amigo personal de Manolo, Daniel Blanch.

CONCIERTO HOMENAJE: El día 14 de diciembre, la Banda Municipal de Música de Almería bajo la dirección Juan José Navarro y la Corral Virgen del Mar, dirigida por Joaquín Torrecilla, tuvo lugar el último de los conciertos de homenaje en el auditorio Maestro Padilla en donde se interpretarán algunas de sus obras musicales adaptadas a orquesta.

DONACIÓN DE LA MÁQUINA DE ESCRIBIR AL IEA

El 26 de noviembre de 2014, Francisco Capel del Águila y Emilio Esteban Hanza, Presidente y Vicepresidente de la Asociación Cultural Manuel del Águila donaron la máquina de escribir del escritor y compositor almeriense, Manuel del Águila al Instituto de Estudios Almeriense de la Diputación Provincial (Yost Typewriter nº 15 Made in Bridegeport. Conn. USA). En el acto estuvo presente el Director del IEA, Rafael Leopoldo Aguilera. En esta máquina, Manuel del Águila escribió una parte importante de su obra tales como, su famosa canción, “Si vas pa la mar”; la poesía “El trapero”, que tuvo un premio internacional; otras poesías de su libro, “Aquí, junto al mar latino”, varios libretos de óperas, zarzuelas y guiones cinematográficos y parte de su libro “Seis chiquillos en la orilla”. Muchas de sus crónicas que escribió para Radio Nacional y sus primeras conferencias salieron de esta máquina. Otra de las funciones que ha tenido la máquina ha sido la de enseñar a escribir a casi todos los sobrinos que pasaban por su casa y algunos hijos de amigos suyos.

Rafael Leopoldo Aguilera, Francisco Capel del Águila y Emilio Esteban Hanza en el acto de entrega de la máquina de escribir de Manuel del Águila.
Rafael Leopoldo Aguilera, Francisco Capel del Águila y Emilio Esteban Hanza
en el acto de entrega de la máquina de escribir de Manuel del Águila.

GUIA DIDÁCTICA PARA EDUCACIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA
“DESCUBRIENDO COSAS CON MANUEL DEL ÁGUILA”
(Fundación Cajamar, 23-1-2013)

El Grupo de Trabajo Música y Escuela del CEP Almería estuvo un año trabajando en la realización de una guía didáctica sobre la figura del escritor y compositor almeriense Manuel del Águila. Este material Descubriendo cosas con Manuel del Águila puede ser utilizado por cualquier docente ya sea especialista de música o no, que esté interesado en el conocimiento, vida y obra de este compositor y de las raíces culturales de esta tierra. La presentación tuvo lugar en la Casa de las Mariposas de la Fundación Cajamar. El equipo que ha realizado la guía lo componen Juan Francisco Caballero González, Rosalía López Manzano, Isabel María López Manzano, Eliseo Montagud Canet, Manuel Ortega López, María Leticia Rojas Ontiveros, María del Carmen Vaca Peña, Pilar Tirado Bermejo y Rosalía Manzano Ferre. El archivo se puede descargar desde la cabecera de esta página web.

Guia didáctica para educación primaria y secundaria 'Descubriendo cosas con Manuel del Águila'
Pulsar sobre la imagen para acceder a la guía

ACTOS DE HOMENAJE EN EL VII ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE MANUEL DEL ÁGUILA


Mesa redonda: 10 de octubre de 2013

En la Escuela Municipal de Música y Artes de Almería tuvo lugar un acto de homenaje al escritor y compositor almeriense Manuel del Águila

Tomó la palabra el Presidente de la Asociación Cultural Manuel del Águila y sobrino del ilustre almeriense, Francisco Capel del Águila, para agradecer, en primer lugar, en nombre de la asociación al Excmo. Ayuntamiento de Almería que facilitó la organización de dicho evento para recordar la figura de nuestro ilustre almeriense. El agradecimiento del Presidente se hizo extensivo a los miembros que componían la mesa y a todos los amigos presentes en la sala. La mesa estaba formada por:

Francisco Capel dio a conocer una biografía detallada de su tío: su lugar de nacimiento en un pueblecito de pescadores que el recogió en un precioso poema dedicado a su tierra, su salida de su casa paterna a otra casa familiar por su doble orfandad a los 5 años de edad, su nueva vida en casa de sus nuevos padres adoptivos, sus comienzos en el mundo cultural, principalmente en la literatura y la música que ya no abandonaría hasta el final de su vida, su obra poética y musical y sus colaboraciones con la prensa y radio.

Rosalía Manzano presentó la Guía Didáctica a todos los presentes explicando la mecánica de aprendizaje de los escolares en diversas materias “Descubriendo a Manuel del Águila”; Francisco Moncada, leyó una serie de poemas del ilustre almeriense que emocionó al auditorio y finalmente, Emilio Esteban habló de la personalidad de Manolo, de su sentido de la amistad.

Concierto de la OCAL: 11 de octubre de 2013

Concierto de la OCAL: 11 de octubre de 2013

El Auditorio Maestro Padilla vivió una noche muy emotiva con el concierto homenaje al escritor y compositor almeriense Manuel del Águila. Sus canciones más conocidas volvieron a sonar en la sala repleta de público. La Orquesta Ciudad de Almería, dirigida por Michael Thomas junto a su coro dirigido por Román Barceló ofrecieron un maravilloso concierto en el que se unieron de manera magistral la dulzura y cadencia de algunos temas con la intensidad y las voces melódicas en otras piezas. Es de destacar el trabajo realizado, en un tiempo record, tanto la Orquesta como el Coro de la OCAL para adaptar los temas del compositor almeriense.

El concierto comenzó con la “Danza homenaje a Manuel de Falla”, de Manuel del Águila para continuar el coro que hizo a capela con un percusionista la pieza, también del compositor, “Ay que trabajo me cuesta”. La tercera pieza fue la “Rapsodia de Debuss” y con arreglos de Thomas y como solista al clarinete, Alejandro Lobato. A continuación se oyeron “Las peteneras de la orilla” con la Orquesta y Coro y “La Danza homenaje a Federico García Lorca”, todas ellas del compositor almeriense.

En una noche de recuerdo y homenaje al ilustre personaje de Almería sonaron también sus obras como, “Pastor que vienes”, “Los campanilleros de Cabo de Gata”, “Mi niña se fue a la mar” , “la Danza Homenaje a Antonio Machado” y “La noche de la cuatro lunas”. Otros autores y obras estuvieron presentes en el homenaje como la Pavana de Faure, un Aria de Bozza donde intervino como solista de saxofón Antonio González. El cierre del concierto se hizo con la pieza “Si vas pa la mar”, la más conocida del maestro Manuel del Águila.

Una noche mágica de música y emoción en la que los miembros del Coro y Orquesta de la OCAL se despidieron con una larga ovación de agradecimiento por el gran espectáculo ofrecido.

Concierto de piano: 8 de noviembre de 2013

Fundación Unicaja acoge y patrocina un año más el concierto homenaje a Manuel del Águila organizado con motivo del VII aniversario de su muerte y se enmarca dentro del interés de la entidad por apoyar y desarrollar actuaciones culturales, así como por difundir la figura del reconocido compositor y escritor almeriense Manuel del Águila Ortega.

El concierto a cargo del pianista Enrique Bernaldo de Quirós, ganador del Concurso Nacional de Piano Manuel del Águila en 2010, fue organizado por la Asociación Filarmónica de Almería y por la Asociación Cultural Manuel del Águila.

El pianista Enrique Bernaldo de Quirós, de origen ruso (1981) y heredero de la gran tradición pianística rusa a través de su maestra Galina Eguiazárova, es uno de los músicos más completos y de mayor proyección internacional de su generación. Su brillante palmarés supera los cuarenta premios en concursos de piano y Los prestigiosos premios “Cidade do Porto” en 2007 y “UNISA” (Pretoria, Sudáfrica) en 2012 lo sitúan en el selecto grupo de pianistas españoles.

El pianista fue ampliamente ovacionado por el público que llenaba la sala de audición, teniendo que ofrecer como “propina” una obra del compositor Manuel del Águila. Finalmente el Presidente de la ACMA, Francisco Capel del Águila agradeció a todos los presentes su presencia en el acto y le animó a que participaran en nuevas convocatorias en memoria del ilustre almeriense.

EL AYUNTAMIENTO DEDICA “EL BULEVAR DE EL ALQUIAN” AL ESCRITOR Y COMPOSITOR MANUEL DEL ÁGUILA ORTEGA
9- noviembre de 2012

El Alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, presidió el acto homenaje que el Ayuntamiento de Almería ha realizado al escritor, periodista y compositor almeriense, Manuel del Águila Ortega, otorgando su nombre al bulevar del barrio de El Alquián, en reconocimiento a su trayectoria personal y artística, siempre vinculada a este populoso barrio de la ciudad de Almería en donde nació y pasó los primeros años de su infancia.

El cambio de nombre que se realiza a la que es principal arteria de El Alquián fue acordado unánimemente por la corporación municipal en diciembre del año 2011. En el emotivo acto estuvieron presentes vecinos del barrio, miembros de la Asociación Cultural Manuel del Águila (ACMA), familiares y amigos, así como miembros del equipo de gobierno.

El alcalde destacó la importancia del acto por la relación que el artista almeriense tuvo siempre con Almería y, particularmente, con el barrio de El Alquián y con su gente: “Nos enorgullece que este bulevar pase a llevar su nombre. Con este gesto, expresamos nuestra admiración y respeto a la trayectoria de un gran humanista, y dedicamos nuestro elogio al conjunto de una obra de raíz profundamente almeriense y mediterránea”. En nombre del Ayuntamiento de Almería, el Alcalde expresó su agradecimiento a familiares, a amigos y a cuantos a través de su Asociación mantienen viva la memoria de Manuel del Águila.

Emilio Esteban, Vicepresidente de la ACMA agradeció personalmente al alcalde “la decisión adoptada y su predisposición a colaboraciones con la Asociación en todo aquello que tiene que ver con la vida y obra de Manuel del Águila, con quien me consta tuvo una relación personal muy directa. Creo que con este agradecimiento respondo al sentir de la calle en este barrio y de todos los almerienses”.

Los acordes de uno de los temas más conocidos del compositor almeriense, “Si vas pa la mar”, y del himno de Almería, interpretados por la Banda Municipal de Música, pusieron el colofón al acto de homenaje y descubrimiento de la placa alusiva que recordará en la memoria y en el callejero almeriense el nombre de Manuel del Águila Ortega.

El ayuntamiento dedica 'El Bulevar de el Alquian' al escritor y compositor Manuel del Águila Ortega (9- noviembre de 2012). El Vicepresidente de la ACMA, Emilio Esteban y el Alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador en el momento en el que se descubría la placa en homenaje al compositor del himno de Almería.
El Vicepresidente de la ACMA, Emilio Esteban y el Alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador en el momento en el que se descubría la placa en homenaje al compositor del himno de Almería.

El ayuntamiento dedica 'El Bulevar de el Alquian' al escritor y compositor Manuel del Águila Ortega (9- noviembre de 2012). El Alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador dirigiéndose a los presentes al acto-homenaje a Manuel del Águila Ortega.
El Alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador dirigiéndose a los presentes al acto-homenaje a Manuel del Águila Ortega.

CONCIERTO HOMENAJE A MANUEL DEL ÁGUILA EN EL VI ANIVERSARIO DE SU MUERTE
23 de noviembre de 2012

Un año más, la Fundación Unicaja acoge y patrocina el concierto de la joven pianista almeriense Raquel Sánchez Fuentes, en homenaje al prestigioso compositor Manuel del Águila en el sexto aniversario de su muerte. La pianista interpretó obras de Beethoven, Chopin, Bartók, Granados y Liszt

Este concierto de la pianista Raquel Sánchez Fuentes es el primer recital que se celebra dentro del programa del II Ciclo de Jóvenes Intérpretes, puesto en marcha con el objeto de apoyar a los jóvenes músicos e intérpretes, y es uno de los recitales de la serie de actuaciones de la temporada que la Asociación Filarmónica de Almería organiza en la capital almeriense y que cuenta con el apoyo de la Fundación Unicaja.

V ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE MANUEL DEL ÁGUILA: EL RECUERDO DE UN GENIO.
24- noviembre de 2011

Con motivo del quinto aniversario de la muerte del escritor y compositor almeriense, Manuel del Águila, el Centro Unicaja de Cultura acogió una mesa redonda donde unos amigos del compositor y escritor recordaron su figura, finalizando el acto con la actuación del Coro de Cámara “Emilio Carrión”.

V Aniversario de la muerte de Manuel del Águila: El recuerdo de un genio
Francisco Cortés, Emilio Esteban, Francisco Capel del Águila, Carmen Pinteño y Francisco Moncada.

El homenaje, organizado por la Asociación Cultural Manuel del Águila y por el Coro de Cámara "Emilio Carrión", contó con un importante número de amigos y personas, muchas de ellas seguidores de la obra del ilustre almeriense.

La mesa estuvo formada por personas muy cercanas a Manuel del Águila y que han tenido grandes vivencias con él a lo largo de su dilatada vida, como son: Francisco Cortés Sánchez, Carmen Pinteño, Emilio Esteban Hanza y Francisco Moncada Roca. El acto estuvo moderado por Francisco Capel del Águila, Presidente de la Asociación Cultural Manuel del Águila y sobrino del compositor. Todos miembros de la Asociación Cultural Manuel del Águila.

Francisco Cortés Sánchez, musicólogo y armonizador del disco homenaje a Manuel del Águila y persona de enlace con el coro Emilio Carrión, recordó una anécdota ocurrida en 1988 con motivo de la visita a la casa de Federico García Lorca en Granada, "donde Manolo del Águila tocó el piano en la Huerta de San Vicente, donde incluso leyó poemas del poeta granadino. Fue un día mágico en la casa de Lorca en Granada con Manuel del Águila" recordó.

Carmen Pinteño, pintora y amiga personal del compositor, dejó bien claro que "Manolo del Águila es parte de mi casa y de mi familia. Manolo fue a mi boda, fue a las primeras comuniones de mis hijos. Cuando perdí a mi hijo, recuerdo una noche entera junto a Manolo, cogiéndome la mano".

Pinteño además dio a conocer que el último artículo que escribió se lo dedico a su pintura. "Fue un articulo que me dio estando muy malito y que me guardé. Con el paso del tiempo descubrí aquel artículo en un bolsillo. Cuando abrí el sobre me encontré que era una carta de despedida muy enternecedora".

Emilio Esteban Hanza, abogado de los colegios de Almería, Granada y Madrid, Académico, profesor universitario y autor de varios libros, habló de la personalidad de Manolo del Águila. "Era una persona que se entendía con todas las generaciones, se adaptaba perfectamente a los chicos de 20 años y también a gentes mucho más mayores. Era una persona de buen corazón, una persona que jamás hizo nada por interés. Era una persona muy exquisita y sorpresiva, generoso y desprendido".

Francisco Moncada Roca, profesional de la radio durante más de 40 años, treinta de los cuales ha sido director de la emisora Cope-Almería y colaborador de Manolo en su etapa de corresponsal de radio nacional, hizo referencia a la faceta como periodista de Manuel del Águila. "Siempre estuvo dispuesto a colaborar con los medios de comunicación y a expresar su opinión sobre cualquier tema", dijo Moncada que destacó los 22 años que fue corresponsal de RNE.

Posteriormente, se celebró un concierto homenaje a cargo del prestigioso Coro de Cámara Emilio Carrión, dirigido con José Manuel Jiménez Sánchez, que cantaron cinco de las canciones más conocidas de Manuel del Águila como Peteneras de la orilla; Olvidarte es cuesta arriba; Ay que trabajo me cuesta; Noche de cuatro lunas; y Si vas pá la mar. Dentro de esta actuación, dos miembros del Coro, Vicenta Fernández Martín y Francisco Soler Guevara, dieron vida a alguno de los poemas del escritor y compositor almeriense.

El Presidente de la Asociación agradeció a todos los intervinientes en el acto y público amigo su colaboración y presencia en la sala por mantener viva la memoria de tan ilustre almeriense.

INAUGURACION DE LA BIBLIOTECA DE MANUEL DEL AGUILA
27 de mayo de 2010

A las 12 de la mañana del citado día tuvo lugar la inauguración de la nueva Sala de Donaciones de la Biblioteca Universitaria Nicolás Salmerón con la donación de más de 2000 volúmenes realizada por la familia del conocido musicólogo y poeta almeriense Manuel del Águila.

El rector de la UAL, Pedro Molina, acompañado por el director académico de la biblioteca, Luis María Policarpo Cortés, así como familiares y amigos de Manuel del Águila, inauguró la nueva Sala realizándole un pequeño homenaje. Este nuevo espacio, que consiste en una dependencia ubicada en la Sala 4 expondrá, a partir de ahora, todos los libros que sean donados a los fondos bibliográficos de la biblioteca.
Durante la inauguración, se recordó al fallecido Manuel del Águila, perteneciente al círculo artístico e intelectual almeriense de mediados del siglo pasado, del que el director académico destacó lo entrañable de su figura. El sobrino del homenajeado, Francisco Capel, confesó que su tío le había pedido que se encargase de su obra, y leyó, con notable emoción, un escrito de recuerdo a la figura de su tío:
Sr. Rector de la Universidad de Almería, Sres. profesores y amigos aquí presentes: 

Como sobrino de Manuel del Águila y representante de la Asociación Cultural que lleva su nombre, me es sumamente grato poder compartir estos momentos en los que se va a proceder a la inauguración de su biblioteca, que se queda en esta casa para siempre, para ponerla al alcance de todos. En un lugar tan cercano a su lugar de nacimiento, El Alquián, compartiendo el mar donde Manolo  se inspiraba para sus poemas:

Te conocí Alquian, cuando tan solo eras
un reducido grupo de casas blanqueadas...
...un Nazaret pequeño que contemplaba un mar
de azules transparencias y la silueta oscura
de los barcos viajeros ciñendo el blanco faro
de Cabo de Gata

En el año 2005  esta Universidad le otorgó la  Insignia de Oro en “…honor a su trayectoria artística, literaria y humana”. El Sr. Rector  manifestó entonces: “sus valores culturales están fuera de duda…,  Manuel del Aguila representa la llama viva de la cultura en  Almería.
Como comenté hace algún tiempo, en el acto oficial de la donación, …no es una biblioteca importante ni por el número ni por la calidad de sus encuadernaciones, pero es su biblioteca, sus fuentes de inspiración,  hecha a base de años y de paciente lectura. Un puñado de libros con la voz impresa de muchos amigos en dedicatorias llenas de cariño, de afecto, de amistad y de admiración:
La de su amiga y colaboradora  Celia Viñas (1948) en su libro: Canción tonta del Sur:

-A Manolo del Águila
Por su saladísima gracia
del Sur
Por el mar y las barcas todas
Por la marinería de blanco
¡y Tú¡

Rafael Alberti en el año 1988  le dedicó su antología poética, pálida de años y de uso:
Que te quiero Manolo,
amigo mío en Almería,
por tu gracia, tu luz y tu alegría.

Por su parte, Mª Ángeles Pérez, cuya familia estuvo muy vinculada a Manuel del Águila, habló del Manuel lector, al que calificó como «un lector voraz, y un humanista, un tipo de persona que actualmente se está perdiendo por la excesiva especialización». Recordó su amistas con otros intelectuales almerienses como Jesús de Perceval, y recordó todo lo que le había enseñado.
La Sala de Donaciones de la biblioteca universitaria nace, por tanto, con una identidad ligada a Manuel del Águila, quien murió a los 94 años, en 2006, y que un año antes recibió la insignia de Oro de la Universidad de Almería, según dijo el rector, por «representar la llama viva de la cultura en Almería»

 

Una calle en Macael

HOMENAJE A MANUEL DEL ÁGUILA EN CANJÁYAR CON MOTIVO DEL IV ANIVERSARIO DE LA APARICIÓN DE LA SANTA CRUZ DEL VOTO

El pasado día 30 de abril tuvo lugar en la localidad de Canjáyar un homenaje al insigne escritor y compositor almeriense “Manuel del Águila”, con motivo del IV aniversario de la Santa Cruz del Voto. En el mirador de Manuel del Águila, situado frente a la ermita del cerro de San Blas, se celebró un cálido y cariñoso homenaje al autor de la música y letra del Himno de la Santa Cruz del Voto, que compuso en el año 1957. Actuó como anfitrión y coordinador del acto D. Emilio Esteban, amigo personal del autor y Vicepresidente de la Asociación Cultural Manuel del Águila.

Una calle en Macael

El Sr. Alcalde, D. Francisco Alonso tomó la palabra para agradecer a todos los asistentes su presencia en dicho acto y ensalzó la figura de Manuel del Águila. A continuación habló D. Juan José Verdegay, hermano mayor de la hermandad de la Santa Cruz del Voto y posteriormente Intervino a continuación Dª Pilar Quirosa-Cheyrouze y Juan Pedro Vázquez Guzmán, Presidente de la Comisión IV Centenario. Cerró el acto el Presidente de la Asociación Cultural Manuel del Águila quien agradeció a todas las personas e instituciones el cariño con que siempre han tratado a Manolo del Águila.

MACAEL DEDICA UNA CALLE A MANUEL DEL ÁGUILA

Una calle en MacaelEl pasado día  veintiséis de enero de 2007, la corporación municipal del Ayuntamiento de Macael  aprobó, por unanimidad, poner el nombre de Manuel del Águila a una de sus calles.
En la parte alta del pueblo, dominando todo el paisaje de la comarca se ha levantado un monolito con el nombre de la calle del compositor y escritor almeriense, Manuel del Águila, cuya inauguración tuvo lugar el día 1 de diciembre de 2008.

En dicho acto el Sr. Alcalde, Juan Pastor se dirigió a los asistentes para   agradecer a todos su presencia en Macael y dedicar unas cariñosas palabras en memoria de Manuel del Águila y su relación con el pueblo y sus gentes.
A continuación el Presidente de la Asociación Cultural Manuel del Águila, Francisco Capel, tomó la palabra para comentar lo siguiente:

Sean mis primeras palabras de agradecimiento y reconocimiento por el hecho de estar aquí, en esta ceremonia y en este precioso pueblo. Agradezco al Sr. Alcalde de Macael y a toda la corporación municipal el hecho de haber dedicado  un espacio físico, una calle, a la memoria del escritor y compositor Manuel del Águila.

Creo que la mejor manera para expresar los sentimientos que me embargan en este momento tan especial, es recordar la figura de mi tío Manolo.
           
Hace ya casi medio siglo que Manuel del Águila hablaba de Macael en un artículo titulado,  “Elogio a Macael”:
Macael, decía entre otras cosas, es ante todo mármol, enormes e inextinguibles canteras de mármol  que entrega año tras año  y siglo tras siglo, desde la dominación romana su fruto de extraordinaria pureza. Pero fueron los árabes, finos espíritus hedonistas tan aficionados a la suntuosidad, los que perfeccionaron los  procedimientos de elaboración.

Macael tiene una historia que corre pareja con su fabulosa leyenda y ha llevado al mundo un  nombre que se refleja en la literatura, en el arte y en la construcción: los antiguos palacios, las residencias aristocráticas, los labrados altares de las catedrales y los monumentos son testigos eternos de la categoría de sus canteras y a él deben su permanencia.

Macael mantiene el secreto de la belleza para, cortándolo de sus montañas, repartirlo generosamente como un don imperecedero.

Manolo se ha sentido cómodo en este pueblo. Ha paseado sus calles y ha disfrutado del atractivo pintoresco de su paisaje y de sus gentes y se ha reunido, en muchas ocasiones, con los amigos que aquí tenía. Ha impartido conferencias y ha recitado poemas de su amiga la poetisa Pilar Quiroga.

Los premios de poesía y piano que se han celebrado este año con motivo del primer aniversario de su muerte fueran  realizados con el mármol de este pueblo con el que Manolo sentía cierta atracción especial. En la crónica  “Los mármoles viajeros de Macael”, comentaba:

…Siempre me sentí atraído por el brillo, de estrella fría, que irradia la nobleza del mármol y siempre me supuso un orgullo saber que la Alhambra, desde lejanos siglos, regalaba belleza en columnas y pavimentos, con los bloques  pulidos y arrancados de sus  montañas.

En otro artículo “Versos y mármoles”, Manolo elogiaba a la poetisa Pilar Quirosa que dio un recital en el salón de conferencias del Ayuntamiento programado por el Centro de Estudios Andaluces, siendo Alcalde el Sr. Martínez Cosentino. Y escribió sobre la obra de Pilar…

una poesía íntima, sincera, valiente y solidaria, en la que el contenido, la realidad y la verdad de pensamiento imperan sobre la forma y sobre la fabulación, en las que un panteismo y epicureismo demuestran que el amor que se siente y por eso duele, hace que valga la pena todo y es lo único que justifica que nombre y de sentido a la vida.

Gracias a todos.  
Mientras sonaba la música de “Si vas pa la mar”

Después del homenaje el Sr. Alcalde invitó a todos los asistentes al acto a espléndidas migas coincidiendo con el “Homenaje al Cantero” que el Ayuntamiento dedica cada año a los profesionales del mármol.

Una calle en MacaelUna calle en Macael

UNA CALLE EN CANJÁYAR: HOMENAJE A MANUEL DEL ÁGUILA
20 de abril de 2008          

Una Calle en CanjayarCon motivo de las fiestas patronales de Canjáyar, la Voz de Almería sacó un suplemento el día anterior en el que aparecía un artículo de Manolo dedicado a las fiestas patronales de la Santa Cruz del Voto del año  2.002. Entre otras cosas decía:

Desde hace algunos años y por lazos de vieja amistad, con familias del lugar, me encuentro ligado al bello  pueblo de Canjáyar.
…el  pueblo con su encanto de fino montañero andalucismo; a gente con su cordialidad, campechanía y claro y cariñoso acoger, …Tiene suerte Canjáyar con tener una tradición tan bella y yo con poder visitarlo tan complacido y repetidamente.

Para honrar la memoria de Manolo e inaugurar su monumento en el mirador que, desde ese momento, lleva su nombre, el Ayuntamiento de la Villa organizó un homenaje en el que además del Alcalde actual, D. Francisco Alonso Martínez y el de la anterior corporación que inició el expediente del monumento, asistieron gran número de vecinos, miembros de la Hermandad y representantes del mundo cultural almeriense. El Sr. Alcalde dedicó unas bellas palabras a la figura de Manuel del Águila y ofició de maestro de ceremonias en el acto.

Hizo uso de la palabra, en primer lugar, Emilio Esteban Hanza, amigo personal,  quien además de glosar su figura, quiso dejar constancia de la enorme generosidad de Manolo con el pueblo de Canjáyar…

Manuel del Águila fue un “almeriense universal” por dos razones: la primera porque recorrió medio universo en tiempos en que era infrecuente salir del respectivo territorio; y lo hacía por su espíritu inquieto, su ansia de conocimiento y su necesidad vital de abrir nuevos horizontes. Las fronteras locales cercenaban su vida y prefirió enseñar español en Centros culturales de Suiza. A la vez que enseñaba contactaba con hombres e ideas, y venía a su tierra enriquecido de experiencia y sabiduría de las que se beneficiaban los almerienses.

  Y fue también universal porque, ya radicado en Almería, era un referente para extranjeros de la élite cultural que en su llegada a la ciudad mediterránea conectaban con Manolo par ano sentirse extraños. Las autoridades almerienses de turno lo nombraban “embajador oficioso” ante los visitantes del arte y la cultura, el deporte y el cine. Como escritor, en su prosa poética jugaba magistralmente con la metáfora y el símbolo, y así en el texto del himno a la Patrona de Canjáyar, la Santa Cruz del Voto expresaba: tan pequeña que la mano inocente de un ángel sostiene su peso” y tan grande “que la sombra protege y ampara la fe y el fervor ardiente de todo este pueblo”.

Este era Manuel, el gran amigo que sintonizó con Canjáyar, le hizo el himno a su Patrona y se albergó gozoso en casa de canjilones. El monolito con su nombre presidiendo una calle-mirador del valle Andarax con horizontes de pueblos, montañas y ríos, como él gustaba, es un justo premio de gratitud que Canjáyar otorga al amigo, al compositor y al poeta.  

Le siguió FranciscoCapel del Águila, sobrino de Manolo y Presidente de la Asociación, Cultural que lleva su nombre, con cálidas palabras evocadoras de su tío y de agradecimiento a los organizadores y asistentes...

En primer lugar quiero expresar mi más sincero agradecimiento al Alcalde de Canjáyar, Francisco Alonso Martínez y a toda la corporación municipal por el hecho de haber llevado a buen puerto el proyecto que el anterior equipo de gobierno aprobó en su día, como es el de dedicar  este precioso lugar a la memoria de Manuel del  Águila, Manolo para sus amigos. Sería muy injusto si no extendiera dicho agradecimiento a una persona, nacida en este pueblo, con el que Manolo tenía una gran amistad, casi familiar, y que sé todo lo que ha trabajado para hacer realidad este día tan especial en memoria de Manolo y que hoy nos reúne a todos aquí,  Emilio Esteban Hanza, un hombre de vasta cultura y grandes cualidades humanas, con el que Manolo mantuvo una fluida y cálida correspondencia a través de la prensa.

Cada ciudad tiene sus poetas, sus artistas, sus hijos predilectos y el pueblo de Canjáyar ha querido unir a los suyos el nombre de Manuel  del Águila, adoptándolo para siempre y uniéndolo a su historia.

Manolo viajaba por placer y por curiosidad de todo lo desconocido. Se entusiasmaba con los sitios y con sus gentes. Y en su memoria privilegiada, como una especie de cuaderno de bitácora, guardaba recuerdos y sentimientos que luego volcaba en el papel con su letra imposible y pequeños dibujos inacabados. Su narrativa era generosa con los lectores, construyendo sujetos poéticos, seres llenos de lirismo y realidad.

La relación que Manolo ha tenido con este pueblo ha sido muy intensa y durante mucho  tiempo. En 1.956 siendo alcalde de la Villa don Miguel García Fernández, cuya familia mantenía una gran amistad con él, acepta gustoso el encargo de la composición de un himno para la Santa Cruz del Voto que, con todo cariño, exaltó con palabras y pentagramas y cuya donación formal tuvo lugar el 19 de abril del 2005.

Juan Pedro Vázquez en un magnífico artículo sobre la historia de Canjáyar y la aparición de la Santa Cruz que dedicó a Manolo a modo de homenaje comentaba:

...Toda esa carga misteriosa del origen de la reliquia y su llegada a Canjáyar nos lo canta la pluma de Manolo con la hermosa frescura de su amor a esta tierra...

… Nuestra profunda gratitud a Manolo del Águila por habernos dado a los hijos de Canjáyar unos versos tan sencillos como hermosos y que hechos melodía en nuestros labios recogen magistralmente todo nuestro sentimiento como pueblo con la Santa Cruz, como luz y guía de nuestros pasos.

Manolo escribió varios artículos para la prensa y radio sobre Canjáyar con cariñosos elogios a sus gentes y a su paisaje, y ha hecho él incluso de anfitrión de personalidades del arte y la cultura. Ha vivido sus fiestas desde dentro y ha compartido casa con las familias de Juan Pedro Vázquez y Emilio Esteban y fue nombrado  Hermano Mayor de la Hermandad de la Santa Cruz. Era una persona encantadora y afable. Tenía ingenio y carisma para atrapar al público con una sutil expresividad que hacía que te sintieras cómodo a su lado. Comentaba Emilio que su amistad y sus valores invadían y entraba por los poros de sus interlocutores. 

Manolo ha sido un asiduo visitante de de este pueblo por enlace con viejas amistades y por el indiscutible atractivo de su entorno. En un antiguo pregón de las fiestas patronales del año 1987 decía:

“Yo no soy de Canjáyar pero me gusta este pueblo, alto y blanco, que avanza con proa de firme navío, por el mar verde y escalonado de sus parrales, sus naranjos y sus limoneros, hacia otro mar de azules transparencias, que le envía su lejano saludo sobre los montes, con su agitar de pañuelos de espuma, desde la orilla. Me gusta este Canjáyar de calles limpias, que pretende domar la rebelde geografía en que se asienta,  manteniendo un nivel que se les rompe en balcones, sobre la sombra vegetal que les rodea; y sus plazas con fuentes que entonan canciones de agua; a su árabe afición hacia el ruido, hacia la música alegre, hacia la pólvora, que suena con brío de guerra santa, en sus fiestas de primavera…

Muchos años después comentaba, “…me sigue uniendo a este lugar el mismo afecto, el mismo deseo de vivirlo y de respirarlo, por, desaparecidos ya algunos de los que motivaron mi enlace inicial con él, son sus hijos los que lo mantienen vivo en mi mente y en mi corazón “.

Manolo adoraba el silencio de los espacios abiertos, de las calles y playas solitarias, sin ruidos urbanos, porque amaba la música. Por eso él se sentirá muy orgulloso, allá donde se encuentre, de que este lugar de atardeceres en calma y paso de lunas, privilegiado en el paisaje de Canjáyar, lleve su nombre.

Gracias a Canjáyar por mantener viva la memoria de un hombre especial, acumulador de infinitas lecturas, que se divirtió escribiendo hasta el último aliento; un hombre conocedor de lugares y ciudadano del mundo y que aquí, en esta tierra, cargada de historia, se encontraba, …tranquilo, sosegado, pleno de gozo, … como en su propia casa.     Gracias a todos.

Intervino a continuación Pilar Quirosa-Cheyrouze, que llevó a nuestros oídos la dulzura y la musicalidad de sus sonoros versos…
En el mundo en que nos movemos, tan tecnificado y lleno de prisas, siempre hay un lugar para la reflexión, para esos minutos de silencio interior, tan necesarios. Y en este trayecto y zona de peaje que es la vida, existen personas que a viven intensamente y quieren compartirla, a manos llenas, haciendo de su talante personal una constante muestra de solidaridad y continua y fiel entrega. Así era el humanismo de Manuel del Águila y todo cuanto ha significado para el devenir cultural de esta tierra.
  Es bien conocida,  y así se ha subrayado en estos días en los medios de comunicación, su labor como musicólogo, profesor y escritor, corresponsal de RNE, colaborador de prensa y activo tertuliano. Manuel del Águila acudía siempre a cualquier convocatoria, allí donde se reclamara su presencia, en todos estos años de intensa singladura.
  Conocida es también su gran amistad con Celia Viñas, catedrática de literatura y dinamizadora de la vida cultural de esta tierra en los años cincuenta. Sus encuentros con Jesús de Perceval, José María Artero, y todo cuanto ha significado el tiempo de una Almería para el recuerdo. Hablamos de un largo camino de sabia lucidez, pues ostentaba grandes  profundos conocimientos. Pero queremos, muy especialmente, subrayar su faceta humana, porque, ante todo, Manuel del Águila era un hombre feliz, que disfrutaba con todas las cosas buenas y bellas que da la existencia, que degustaba cada hora, cada minuto, en el inmenso placer ce convocar a sus amigos a una nueva reunión, tanto en su casa de la calle Granada, recorriendo las calles de Almería, sentados a la mesa de un café, en cada presentación de libros, en cada exposición, o en su chalet de Costacabana, tan cerca del mar que tanto amaba. Su mar latino, siempre lleno de sueños, realidades y esperanzas.
  Manuel del Águila, fue un hombre adelantado al tiempo que le tocó vivir ya así ha quedado documentado en su vida y en su obra cualquier desencuentro, estar por encima de su color político. Le importaban las personas y su capacidad para el diálogo. Y, por supuesto, denostaba íntimamente cualquier tipo de injusticia.
  Optimista y positivo para todo, viajero impenitente, supo visualizar en otras culturas la verdad y el devenir, haciendo de su mundo íntimo una vía universal enriquecedora y llena de perspectivas. Son muchos los alumnos que adquirieron algo más que una enseñanza al uso. Su docencia iba mucho más allá, hablaba de filosofía de vida. Por ello era tan querido. Y por ello, con todos los reconocimientos que en vida se le dieron y todos los que han de venir, Manuel del Águila ya es Historia en el tiempo de esta provincia

A Manuel del Águila, viajero por el tiempo de Almería

Nació plena la vida
en esta tierra de Canjáyar,
luminosa de olivares.

Latidos de un mundo renovado,
en tu voz y en tu palabra sabia.

Museo abierto sobre el valle del Andarax,
historia secular de esencias moriscas.

Patio de azahares y naranjos,
la amistad nacida
en este bello rincón del mundo.

No pudimos detener
el avance inexorable de las horas,
en aquellos días nacidos para el canto.

Un himno de gozo, legado eterno
dedicado a la Santa Cruz del Voto.

Las copas de los árboles, las vivencias.
Aquellas luces, Manuel. Y aquellas sombras.

Los pulsos intensos. Tu estancia soñadora,
las calles y las plazas de Canjáyar.
La vida transparente.

Desde este mirador, Manuel,
ya para siempre ligado a tu nombre,
humanista del verso.
Para sentir el espacio pleno, la luz infinita, y el universo todo.

Y la vida, latiendo entre nosotros,
para siempre unida a tu recuerdo.

Y por último intervino en el acto, Juan Pedro Vázquez Guzmán, quetambién quiso acercar a Manolo hasta nuestros corazones a través del sentimiento trascendente de la existencia y del hilo invisible del afecto...

Hay en Canjáyar un cerro sobre el que hace siglos se alzaba un castillo que servía de cierre al valle del Andarax que era la vía natural de penetración desde Almería hacia la Alta Alpujarra. Hoy una vez desaparecida la fortificación, ocupa el centro de la llanura del cerro la Ermita de San Blas, de bella y armónica figura, construida en el XIX y que con sus dos torres y su óculo central proyectan una imagen de simétrica elegancia.

  Desde esa elevación puede contemplarse toda la hermosa comarca del Andarax medio y alto, escoltado por las majestuosas sierras que dan personalidad a nuestra tierra: la sierra de Gádor y la Nevada que compartimos con Granada. El paisaje es cautivador y se entrecruzan el verde de la vegetación, los tonos ocres y grises de las laderas con sus umbrías y sus solanas y, en lo más alto, la pureza del blanco de la nieve.

  Es a este lugar, donde cada 20 de abril sube el pueblo en procesión con la Santa Cruz  para que, mirando a los cuatro puntos cardinales, bendiga los campos y sigan dando los frutos tan deliciosos como para fascinar el paladar de una reina y los de medio mundo. Desde dicho día, el lugar cuenta con un nuevo monumento, fruto del cariño de un pueblo hacia una de las almas más sensibles y creativas de la Almería contemporánea, que supo captar magistralmente la mezcla de tradición, devoción e historia que envuelve a una de las manifestaciones de la religiosidad popular más antiguas y singular de nuestra tierra.

En 1957 Manolo del Águila compuso el bellísimo himno de la Santa Cruz de Canjáyar, enriqueciendo para siempre nuestro patrimonio espiritual e histórico y donando con proverbial generosidad todos los derechos a la hermandad de la que era Hermano Mayor honorario. En el monolito inaugurado, figuran grabadas en dorado sobre mármol las hermosas palabras de una de las estrofas de su canto:

Nuestra Cruz vino aquí a redimirnos
desde Tierra Santa
navegando sobre un mar azul
con olas muy blancas.

El acto contó con las magnificas actuaciones de la coral “Emilio Carrión”, patrocinada por Unicaja y la de Antonio García, “El Niño de las Cuevas” junto a sus hijos Ana Mar y Antonio García, que interpretaron temas de Manolo, Noche de cuatro lunas, ¡Ay¡ que trabajo me cuesta, Peneneras de la orilla y, claro,  “Si vas pa la mar” que forman ya parte del patrimonio cultural almeriense.


El gozoso día finalizó con la inauguración del monolito, mientras el aire que subía por el valle nos evocaba los  aromas del Mediterráneo que tanto amó Manolo, mezclado con el de las rosas de nuestros hermosos huertos que como escribió su fina pluma nos apartan del sendero triste de la vida y nos traen luz para el alma.   


Al día siguiente del homenaje el historiador, periodista y amigo de Manolo, Antonio Sevillano, publicaba en la Voz de Almería, un artículo bajo el título, En Canjáyar con Manuel del Águila,...

Un renacentista poliédrico: compositor y musicólogo, profesor, radiofonista, poeta, columnista, viajero impertinente, conversador inagotable…Un hombre con muchísimas más luces que sombras, bueno, que disfrutó como pocos de la libertad material e intelectual, que hizo casi siempre lo que le vino en gana y cuando le dio la gana, reconocido y sin enemigos ni envidiosos a su vera.
Manolo, bonico, que te echamos mucho de menos. Ya sólo nos resta que el Instituto de El Alquián lleve tu nombre… Un beso muy grande desde Canjáyar.

Coronada de nieves y eternas y
azules de cielo,

sobre andas de verdes parrales
y ocres de cerros,
la iglesia reposa, y en ella la
Cruz Sacrosanta
pequeña y humilde, que espera
escondida,
la mano elegida que en Batisterio
deberá encontrarla…

ACTO-HOMENAJE A MANUEL DEL ÁGUILA EN EL PRIMER ANIVERSARIO DE SU MUERTE

            La poetisa  Pilar Quirosa-Cheyrouze, perteneciente a la Asociación Andaluza de Críticos Literarios (Críticos del Sur) y muy amiga de Manolo, se adelantó al homenaje a Manuel del Águila, publicando en el diario el  “Mundo”, el día 1 de noviembre, un precioso artículo en recuerdo a su memoria.

Pilar Quirosa-CheyrouzeUN AÑO SIN MANUEL DEL ÁGUILA

Se cumple el primer aniversario de la muerte de nuestro buen amigo Manuel del Águila. En estos días, la ciudad de Almería, a través de la Asociación Cultural que lleva su nombre y que preside su sobrino Francisco Capel del Águila, con quien tuvimos el placer de hablar recientemente, ha organizado una serie de actos conmemorativos. Sin duda, todos los que conocimos a Manuel, los que tuvimos la enorme suerte de gozar de su amistad, de sus conversaciones y de su complicidad, le recordamos hoy, también, desde esta parcela de reflexión y de silencio. Escuchando las inolvidables y revividas notas de un piano, “Si vas pa la mar”, visitando las estancias del recuerdo. 
Personalmente, agradezco, muy sinceramente, la invitación que se me ofrece desde el diario EL MUNDO para recordar a una persona íntegra y entusiasta, alguien que supo rescatar la memoria viva de una ciudad, mediante verdaderos signos de humanismo integrador. Manuel, Manolo para sus allegados, era una persona llena de vida que entregaba lo mejor de sí mismo en esas “peteneras de la orilla” que recrea horizontes, título de una de sus más celebradas composiciones. La entrega de la luz y la palabra, unidas, en un tiempo de esperanza.

Por fortuna para Manuel, los homenajes también le llegaron en vida y a tiempo: los dedicados por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Universidad de Almería o el Instituto de Estudios Almerienses, con la edición de un libro-homenaje, en el que tuvimos el honor de colaborar estrechamente, siendo director de dicha institución Rafael Lázaro. Sin duda, un gran tiempo para la cultura en esta ciudad, de valiosos, positivos y enriquecedores logros. Un buen tiempo.  

            Hay, siempre lo habrá, un recorrido por el presente de Manuel del Águila. Cuesta hablar en pasado. Por ello su poesía llama a la poesía y a la música, y esos certámenes convocados en su nombre desde la Asociación Manuel del Águila se traducirán en nuevas oportunidades para la trayectoria de jóvenes valores. Una juventud que puede recuperar para Almería su espíritu integrador de cara al futuro, desde el plano intelectual, totalmente librepensador, como a él le gustaba –sentirse libre, entre hombres y mujeres libres-, en aquellas charlas interminables, de recuerdos cosmopolitas, caminando por las calles de Uleila, de Canjáyar, de Macael..., en su casa de Almería o en su chalet de Costacabana, donde quedó pendiente un nuevo e imposible reencuentro.

Nos queda la hoguera encendida. Y también, y por siempre, el recuerdo de Celia Viñas. Su gran amiga Celia. Su voz: “Todos mis sueños,/ pájaro en vuelo/ sobre los pinos futuros/ y ciertos/ de tus bosques del mañana/ mi Almería”. La Almería que él amaba. La que sigue recordándole, desde todos los foros. También desde el silencio. Con la voz entregada a la palabra. Como a él le gustaba. Junto a su mediterráneo, hoy especialmente tan azul.

ACTO INAUGURAL Y RESOLUCIÓN DEL I CONCURSO DE POESÍA
8 de noviembre de 2007
“DIA DE LA POESÍA”

En el Aula de Cultura de Unicaja de Almería, llena de amigos, tuvo lugar el acto inaugural del homenaje a Manuel del Águila con la asistencia de las siguientes autoridades que ocuparon la mesa presidencial:

D. Juan Carlos Usero López
Presidente de la Diputación Provincial de Almería
D. Francisco Capel del Águila
Presidente de la Asociación Cultural “Manuel del Águila”
D. Julio Alfredo Egea.
Poeta
D. José Carlos Dopico
Concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Almería
D. Francisco Maldonado Sánchez
Delegado Provincial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía

Tomó la palabra el Presidente de la Asociación Cultural para dar la bienvenida a todos los asistentes al acto:

           Mis primeras palabras, emocionadas, han de ser necesariamente para agradecer a todas aquellas personas que con su apoyo y colaboración han hecho posible la organización de este acto-homenaje para poder estar aquí, hoy, reunidos en torno a la memoria del escritor y compositor  Manuel del Águila.

            Este acto-homenaje ha sido organizado por la Asociación Cultural Manuel del Águila. Ha sido un camino complejo poder llegar hasta este día en el que celebramos este primer aniversario. Pero he decir, en honor a la verdad, que hemos  tenido siempre la ayuda encomiable de todas aquellas personas a las que nos  hemos acercado:

            Carmen Pinteño, a pesar de lo ocupadísima que estaba en esa época, no dudó un solo momento en prestarnos su colaboración y nos hizo el cartel que anuncia el evento. El premio de los concursos de poesía y piano,  ha sido diseñado y realizado en la Escuela del Mármol de Andalucía, bajo la dirección de D. Miguel José Morilla.

En nombre de la Asociación deseo expresar mi más  sincero agradecimiento a todos los jóvenes participantes que se han acercado a estos concursos de poesía y piano y que ven en ellos una oportunidad para presentar sus trabajos y sin cuya participación no hubiera sido posible celebrar estos concursos; a los dos jurados que han concedido los premios, por su seriedad, por regalaros su tiempo y por el interés y el cariño que demostraron al aceptar esta tarea; a las entidades públicas y privadas que han confiado desde un principio en este evento como son, la Fundación Unicaja, que hoy nos acoge en su casa, el  Ayuntamiento de Almería, el Instituto de Estudios Almerienses de la Diputación Provincial de Almería; la Consejería de Educación, la Consejería de Cultura y a la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, la Universidad de Almería, a la Asociación Filarmónica de Almería, la firma Hawai; el Coro de Cámara Emilio Carrión; Antonio García y sus hijos Ana Mar y Antonio y  todos los medios de comunicación locales que han difundido este acto a través de la prensa, la radio y la televisión. Y, finalmente, agradecer vuestra cálida presencia y especialmente a aquellas personas que se desplazado de distintos puntos de nuestra geografía para sumarse a este homenaje en memoria de Manuel del Águila.

Todas  las autoridades presentes en el acto dedicaron cálidos y cariñosos elogios a la memoria del insigne escritor y compositor y coincidieron en el carisma y la humanidad del personaje homenajeado. 

El Sr. Maldonado, le dedicó unas emotivas palabras a la memoria del insigne escritor. Entre otras cosas, dijo que su Concejalía está realizando las gestiones oportunas para poner el nombre de Manuel del Águila al instituto de la localidad de “El Alquian”.

El poeta y amigo de Manolo,  D. Julio Alfredo Egea le dedicó una cariñosísima carta-homenaje:

Julio Alfredo Egea“Toda ciudad tiene un número más o menos largo de personalidades singulares que a través de sus vidas, con su presencia y su quehacer, ayudan a dar identidad, carácter propio al territorio en que habitan y, de alguna manera, influyen en sus entornos humanos: vecinos, alumnos, compañeros de trabajo… Pueden ser insólitas personas, de cualquier oficio o profesión, aunque de manera más significativa y de forma más evidente se da en el caso de tratarse de escritores o artistas, pues es privilegio con el cual se nace y se aumenta en ganancias de espíritu a través del tiempo. Y esto permanece y queda venciendo a lo efímero porque la labor del artista, su capacidad de oferta, si está signada por  la verdad y la belleza, traspasa linderos de la muerte.
Fue Manolo del Águila uno de esos seres que pasó por la vida dejando su huella luminosa, sin pedir nada, siempre en ofrenda de su bondad humana y creativa. Sin hacer pregón de sus hallazgos cruzó por la vida con pasos silenciosos siempre y, como no pudiendo contener su gran sensibilidad artística, diversificándose dentro de un pluralismo que no le permitió seguir una trayectoria lineal, dentro de un determinado género, aunque puede considerarse que su quehacer fue englobar la manera de hacer poesía a través de la música y la palabra. No hay duda, quedó para siempre en la historia cultural de Almería con su singular personalidad tan rica y diversa.
En oferta directa a los demás tuvo sus épocas de comunicación radiofónica, y a través de la prensa, a través de preciosos artículos escritos asta proximidad de umbrales con su muerte, en que pudo manifestar de manera directa, dentro de la oferta de su palabra, su bondad sin límites, sin resquicios de envidias o rencores hacia nadie, su profundo latido humano, su amor sobre lo almeriense –personas, mar, paisaje- que nunca lo llevó a una insustancial literatura costumbrista ni a un localismo sin posibles ámbitos o resonancias universales. Fue viajero, con dominio de idiomas, curtido en traducciones y enseñanzas; con clara idea de la importancia de las propias raíces sin olvidar que cualquier manifestación artística carecía de valor si quedaba anclada, encorsetada en cortas expresiones del localismo, sin llegar a ser posible ofrenda hacia cualquier persona de cualquier sitio, capaz de hacerla suya.
Mucho sé de su amor a Almería, y en cierta ocasión comente con él sugerencias de su poema La Excavadora que, aunque hace mención a un amor y una casa determinada, creo simboliza  la bárbara ola especuladora, de mediados del pasado siglo, que tanto le dolió a Manuel, arrasando gran parte de una arquitectura singular y única. Entre el escombro, que hizo desaparecer intimidad y belleza de la ciudad, queda la protesta del brote de una rosa. He aquí el poema:

“Me asomé a la ventana, creía que un seísmo
derrumbaba las cosas.
No eran todas, era sólo la tuya,
la tuya que guardaba
como un álbum antiguo, momentos y momentos,
gestos, palabras, voces, enfados, besos; todo lo que es la vida
Y siega un último suspiro.   

No era un seísmo, no, era su muerte, en un instante,
ferozmente mordida por la firme mandíbula
de una amarilla y cruel escavadora:
monstruo y gusano al par,
derrumbó tus balcones, tus paredes;
aquella puerta encristalada y cómplice
de unos besos de larga despedida.

La vi entrar con estruendo
de hecatombe y de guerra,
sin piedad, sin mirar y sin sosiego
y llegar al jardín y penetrar
en la blandura verde del geranio,
en la erizada y débil resistencia del rosal;
en el blanco temblor del jazminero
que lloró con estrellas diminutas.

Un momento después ya no había nada:
de las vidas, los ecos, los momentos,
de los sitios y sombras de recuerdo,
quedo tierra y piedras,
retorcidos herrajes y maderas rotas,
fragmentos de cristales y ladrillos.

Pero flecha de luz, desafiando al aire,
asombrada, amarilla por el polvo,
la rama del rosal, como un pequeño brote,
Inicio ya fragante de una rosa,
enhiesta su verdad de primavera,
orgullosa decía
yo vivo aún y aromo a quien se acerca.

Amor y libertad, junto a soledad, son temas preferentes de sus poemas, temas al parecer paradójicos entre sí, pero que él coordinó sabiamente en su vida. Dice en un poema:

Dejadme solo a veces, para no estarlo luego.
La soledad me crea un mundo de silencios
-de sonoros silencios-, con un muro alargado
de infinitas ventanas sobre un ancho paisaje.

Nunca estuvo sólo, lo rodearon multitud de seres ganados por su sabiduría, por su elegancia de espíritu y su encanto personal. Cuando no los tenía por sus alrededores, ya lo declara, es rico en recuerdos, en ensueños, en músicas del alma. Nunca estuvo solo como nunca fue viejo: el brillo de juventud de sus pupilas le salía del alma, no perdió la ilusión de vivir siempre en sus sosiegos y actividades, y permaneció hasta el final en el mundo de los asombros, que es generalmente patria de niños y poetas.
Fue un autor plenamente mediterráneo. Dice:

Porque nací en la orilla de un mar riente y viejo
llevo dentro de mi un marino que manda
y un marino que sueña y mira las estrellas.

El mar cruza sus versos de la canción a la elegía, grandioso compañero de vida, testimonio divino, gran metáfora del paso del hombre por la vida, entre borrascas y plenitud de sosiegos. Sus versos dicen:

La vida no se vive, se pasa por la vida
hasta que el alma arde y lanza llamas

Su pasión como amigo fue un gran despliegue de generosidades, todos los que tuvimos un acercamiento a su persona lo sabemos. Dentro de su obra puede quedar simbolizada en sus sentidas elegías a Celia Viñas y Jesús de Perceval, personalidades que junto a otras influyeron en darle a Almería una entidad propia y definida, desde un tiempo (primera posguerra) en que gran parte de España era un enorme desierto cultural. Dice de Perceval:

Pasma la muerte cuando llega helada
como un mármol sin talla o un puñal
arrebatando a un hombre soñador,
hombre multiplicado que tenía
más ojos que otro hombre para ver
luces, y sombras y horizontes…

Y en el réquiem a Celia Viñas, su gran maestra en sensibilidades:

No puedes ser sólo ceniza entre la piedra.
No, tú no.
Fuiste, eres, serás siempre semilla…

De la canción a la elegía siempre hay un pálpito de amor en sus versos. Sus canciones extraídas del mejor latido popular, enriquecidas con el aliento lírico de su música. A Federico García Lorca le hubiera encantado contar con ellas, estoy seguro, en su colección de joyas similares.
El Sr. Dopico habló en tono cariñoso hacia la figura de Manuel del Águila, resaltando el carisma y la humanidad del personaje homenajeado.  
Cerró el acto de inauguración el Sr. Presidente de la Diputación Provincial de Almería, Don Carlos Usero López, que después de hacer una breve semblanza del homenajeado, presentó la propuesta de elevar el I Concurso de Piano “Manuel del Águila”, de ámbito regional, a la categoría internacional. Y para llevar a cabo dicho proyecto, la Diputación aportaba una determinada subvención.
La noticia dejó asombrada a la audiencia y, sobre todo, a los miembros de la Asociación Cultural, allí presentes, que pudieron comprobar cómo la memoria de Manolo de Águila continuaba viva entre las autoridades de Almería.
El Presidente de la Asociación Cultural, dio las gracias a D. Juan Carlos Usero López y a D. Francisco Maldonado Sánchez, por las dos ofertas que habían presentado para que la memoria de Manuel del Águila continúe en el tiempo y pueda llegar a todos los almerienses.
           
Actuación de Antonio García y sus hijos Ana Mar y Antonio

Actuacion de Antonio Garcia El Niño de las CuevasAntonio García, el Niño de las Cuevas, gran amigo de Manolo del Águila, acompañado de sus hijos Ana Mar, violín  y Antonio, tambor flamenco actuaron interpretando las siguientes obras de Manuel del Águila:
           
             -Soleares
            -Si vas ”pa la mar”
            -Peteneras de la orilla
            -Campanilleros de Cabo de Gata
           
La actuación fue seguida con muchísimo interés por todos los asistentes al acto, que le brindaron cálidos aplausos a sus canciones:

            Tomó la palabra Ana María Romero Yebra, para agradecer la presencia en la sala de los asistentes y dar entrada a los poetas intervinientes  en el acto:

            En primer lugar lo hizo Aureliano Cañadas, amigo de Manolo desde siempre,  que se había desplazado expresamente desde Madrid para estar en el acto. Le escribió un poema que leyó con gran emoción: 

 Aureliano Cañadas

EL JUEGO DE MANOLO
Ponga el lector una cruz,
mejor un alga,
una rama de mirto,
una máscara griega,
la qasida de un poeta arábigo andaluz,
una seguiriya,
una canción de Juliette Greco,
en alguna de estas categorías
o en todas:
persona mar, río, cumbre,
persona época,
persona escala en el piano del tiempo,
persona fidelidad a su tierra y a sus gentes.
No es una relación cerrada.
Puede añadir otras.
Firme y envíela con alguien
que vaya pa la mar.

Un amigo de Manolo,  Antonio López Ruiz, mandó un poema que le dedicó para que se leyera en el acto:  

Águila Libre
Ahora que conoces la respuesta
y que, inmortal, ya vuelas sin ayuda
al otro lado de la eterna duda
y participas de la eterna fiesta;
   ahora que has ganado ya tu apuesta
y contemplas tan cerca con tu aguda
mirada la Verdad total desnuda
que ante tu admiración se manifiesta;
   ahora que la música y los goces
llenan de amor tus manos y tu verso
de cantos, de susurros y de voces,
   nos queda la tristeza de tu ausencia
mientras que sobrevuela el universo
tu lúcida y brillante inteligencia.
                                               Alor, 6-7-07

           Juan José Ceba leyó unos fragmentos de un extenso artículo que le había hecho sobre su libro de poemas, “Aquí junto al mar latino”:

Juan José Ceba              “Y su voz, su manera de hablar y de decir, está en sus versos... Todos sus versos tienen faros, luces y guías para quienes se adentran en la vida...Me vino a la memoria lo mejor de Vicente Aleixandre. Y de algunos poetas latinos y mediterráneos, cuando sin máscara ni fingimientos, sin demorar el tallo de sus versos, sin adornos, en desnudez completa, con abierta sinceridad, nos dan tan sólo el decantado néctar de sus días, la miel o acíbar de su historia. Una lección de vida, de caminante o de viajero avezado, para quienes inician la dura travesía:

 

Di siempre lo que quieras;
suaviza la expresión,
pero di l que quieras.
Que tu voz y tu espíritu
sean como un campo abierto.  

            Sus dolores hondísimos han sido silenciosos y secretos  (“Igual  que una granada/abierta tengo el alma al desengaño”), sin embargo, el tono emocional de su poesía –y el de su misma vida- tiene la pleamar de la vitalidad y el optimismo. Este almeriense irrepetible, mediterráneo del Alquián y Costacabana, ha estado toda su vida repartiendo olas jubilosas entre sus amistades...

            Para el poeta, el amor es un anillo, un cerco mágico, que aísla –en la entrega- “de las hostilidades” y “el porvenir incierto”. Es un núcleo de su pasión arrebatada, de su verdad más honda: la espera ansiosa de los lunes, su casa orillera, donde la desnudez anula todo fingimiento, donde los límites no existen y son borrados la razón y el decoro, en la caliente brega y la feliz coyunda de los cuerpos.

Aunque no esté nombrado expresamente, el mar habita y suena en cada uno de sus versos. Tiene Manolo, a dos pasos del mar, a menos de dos endecasílabos de distancia, su jardín marino. Las notas del piano abren la copa de los hibiscos, y las olas acuden a escucharle o hacerle coro a sus canciones: “Ya está apuntando la aurora,/ya se ven claras las barcas…” No hay olas que le desafinen, ni con levantes ni ponientes.

Hay un poema, ya clásico, “Química Del mar y lágrima”, que destaca por su equilibrio, brevedad, intensidad, fuerza y verdad de fondo: “El sudor y la lágrima son, como el mar inmenso/ y la pequeña ola que recorta el sollozo…” . Compara , con acierto, la inmensidad del mar, con “los diminutos diques que el corazón controla”. Se suceden, en cadena, versos prodigiosos, que van apoyándose unos en otros, en una sucesión tocada de una gracia especial, arquitectura de aire y un poso tenue de desolación.

…el poeta dialoga varias veces con su exquisita amiga, Celia Viñas. Con su estilo: “Roja cereza, tú / que sangra, y carne / y sensación de labio entera eres”  Y claro está, en su “Réquiem por Celia Viñas”, la interesante profesora y escritora republicana, en la cerrada Almería de la post-guerra, que desató todos los vientos para la creación, la libertad y la rebeldía del espíritu. Y quien tuvo en Manolo del Águila, otro mediterráneo, como ella, abierto al mundo. Dice sobre su amiga, “No puedes ser sólo ceniza entre la piedra. / No, tú no. /Fuiste, eres, serás siempre semilla”.  
…Manuel es un mediterráneo estético, rejoneado por la vara en llamas de la hermosura; herido, sin embargo, por los golpes que, la miseria, el abandono y el desprecio de los seres humanos, dejan caer en su conciencia y en su aromada sensibilidad. Con cuánta valentía, dignidad y civilidad, ha opuesto su palabra a la baja ralea destructiva. El creador construye y salva, a cada instante, con sus poemas, su música, sus textos, con su alma cultivada en el jardín marino. Humanista y sofista cercano; viajero y paseante, ha sabido encontrar en su paisaje, como nadie lo ha hecho, los únicos tesoros de su esencialidad: la luz que abarca toda su obra y su persona…
           
Ana María Romero Yebra, le dedicó una carta poema  que leyó con muchísimo cariño

Ana Mª Romero Yebra

A Manolo del Águila In memoriam

Mi querido Manolo: No pude despedirte
antes de que la muerte pusiera en ti su marca
y anulase tu hermosa vejez adolescente.
Al volver de mi viaje me encontré con tu ausencia
y el dolo lacerando el fondo de la hondura.

 Me duele la certeza de no volver a verte,
de que ya no eres nada
y de que el viento puede, sin duda, arrebatarte
y esparcir, a capricho, tu estela luminosa.

¿Cómo puede guardarse tanta vida en tan poco?
¿Quién tu grandeza para hacerla tan mínima?
Nunca podré explicarme
qué fue de aquellos ojos sinceros y asombrados,
de la franca sonrisa que estrenaba tu boca
cada mañana nueva, al encontrar el día…
Qué fue, dímelo ahora,
de aquellas manos siempre prestas a la caricia,
al latido del verso,
al gozo de la música,
de aquel corazón ancho con el que prodigabas
el amor y la entrega,
del cúmulo de abrazos que guardabas de premio
para tantos amigos…
¿Qué fue de aquella oferta de ilusión y alegría
que andabas repartiendo tan generosamente?

Ya me has dejado a solas
pero tardaré mucho en comprender tu falta
y me niego a que seas ceniza solamente
cuando tengo a tu lado recuerdos tan hermosos
y estoy ennoblecida por el sello entrañable
de tu calor de amigo que me condecoraba
en cada nuevo encuentro.

Por eso me parece que tu voz y tu risa
resuenan en mi oído.
Que escucho todavía el roce de tus pasos
y que volveré a verte al ir a los conciertos
que tanto nos gustaban,
mirando las pinturas de alguna galería
o en las tardes azules, bajo el sol del otoño
recorriendo el Paseo.

No debiste mancharte.
Aún estabas dispuesto a la extraña aventura
de seguir caminando con tesón y esperanza
igual que has hecho siempre
y de llenar los días, las horas, los minutos
sorbiendo a cada instante
la plenitud gozosa del zumo de la vida.

            Antes de dar lectura al acta del I Concurso de Poesía, Ana María Romero se dirigió al público por si alguien quería intervenir en el homenaje a Manuel del Águila:

            Se levantó una mujer que pertenece a una de las familias amigas de Manolo de toda la vida, Matilde Puig. Con elegancia y con toda la fuerza y la entereza que se requiere para hablar ante un público que había oído ya a poetas amigos de Manolo, Matilde recitó de memoria, de manera magistral, el poema con el que Manolo ganó los juegos florales del año 1955, coincidiendo con el milenario de la Alcazaba,

“Poema a la mujer almeriense”
                                                             Lema, “Paisanica del Alma”.

¿Qué decir de tus ojos, paisanica del alma?...
¿Qué se durmió la noche dentro de tus pupilas
y que curvos alfanjes hacen eternas guardias
de sombra y abanico?...

¿Y de tu boca, qué?...
¿Que un cuchillo de risas partió roja granada
y que la entraña eran pedacillos de espuma de la orilla del mar?
O que el viento deshizo almendros en febrero
                                                                       sobre la llama viva?...
¿De tu voz?...De tu voz, pues no sé.
Quizás que el cielo claro se convirtió en sonido,
y el sonido en palabra,
y la palabra, aún antes de escucharla, en camino de amor.

De tu figura...¡Ah¿...somos raza mezclada:
Fenicia te dejó el ademán que prende,
Grecia ya te dio mas: su elegancia, su ritmo
                                                           y su exacta medida.
que va transformándose en tu andar y en tu gesto;
y de Arabia, tomaste esa mezcla imprecisa de junco y de jazmín.

¿Mucho?...¿Nada?...¡No sé¡...
Definirte es difícil.
Es mejor el silencio: adivinar que llegas
porque el aire es mensaje y anticipo de tí:
callarse ante tu paso,
pero mirarte bien, con un largo recreo,
y seguir el imán, en sístoles y diástoles,
de nuestro corazón.

Norte, Sur, Este y Oeste:
tus ojos y tu boca, tu figura y tu voz.

            Las palabras de Manolo sonaron de nuevo, medio siglo después de haberlas creado, de los labios de una mujer que le había puesto todo el cariño del mundo a la poesía de su amigo. La intervención de Matilde fue muy aplaudida por el público que quedó admirado por la precisa y preciosa forma con que recitó. Ana María Romero le felicitó y manifestó que no siempre los creadores de los poemas son los mejores lectores de su obra y allí estaba el ejemplo.   

            A continuación se leyó el acta del I Concurso de Poesía “Manuel del Águila”. El Jurado estaba compuesto por  Dª  Ana María Romero Yebra, D. Juan José Ceba y D. Raúl Quinto.

            Por unanimidad se concedió el I Premio de Poesía “Manuel del Águila” al poemario:

“Sonata inacabada”
Autor:José Manuel López Cepero

            El premiado leyó unos fragmentos de su obra que fueron muy aplaudidos por el públicoasistente al acto.

CONCIERTO HOMENAJE  Y RESOLUCIÓN DEL I CONCURSO DE PIANO
9 de noviembre de 2007
“DIA DE LA MÚSICA”

 Abrió el acto el presidente de la Asociación Cultural “Manuel del Águila” y sobrino del autor hizo una semblanza de su tío que, entre otras cosas dijo:
           
            Manolo nació en el Alquian, un pueblecito de pescadores con el que siempre mantuvo una íntima relación afectiva y literaria, ya que aquel espacio de tierra y mar, salpicado por un puñado de casas blancas y de barcas cansadas de faenar reposando en la arena, fue fuente de inspiración para una parte importante de su obra. Era el quinto hijo de los seis que tuvieron sus padres, Manuel del Águila Martínez y Dolores Ortega Ferrer. No había cumplido los seis años cuando Manolo se quedó huérfano de padre y madre en apenas dos meses. Sufrió en su interior el desgarro de perder a sus seres más queridos.

            Los amigos de sus padres, Francisco Bracho y Dolores Bonilla se lo llevaron para que pasara una temporada con ellos, pero ya no regresó nunca. Le compraron un piano y los sonidos de un instrumento mayor empezaron a sonarle desde niño.    

             Demasiado inquieto para centrarse en un solo tema, Manolo pasó, desde el  entusiasmo inicial por la música, a la narrativa y después a la poesía, buscando las palabras vivas que le sirvieran para desarrollar su obra. Empezaron a interesarle las historias pequeñas, anónimas y escondidas en cualquier lugar, y comienza a escribir relatos y cuentos que el mismo ilustraba. El contacto con la literatura y la música le hizo feliz

            Por su casa  pasaron, aparte de los cientos de alumnos, multitud de gentes en busca de una opinión sobre un artículo, un poema o una composición musical o, simplemente, para charlar un rato, porque Manolo fue un gran conversador y siempre tenía algo propio que contar. Hablar con él o pasear a su lado era como hacerlo con alguien conocido desde siempre, con el que se puede reiniciar un diálogo jamás interrumpido. Tenía talento para entretener y ser agradable con los amigos. Transmitía una sensación de optimismo hacia la vida que hacía que te sintieras distinto después de estar a su lado. Su conversación nos emocionaba, nos hacía sentirnos más humanos, con esa forma tan positiva de enfocarlo todo. Se entregó con total generosidad y pasión a cultivar la amistad. Su ética era la de ser amable.

            Se rebeló contra el mundo de su generación que le impedía saborear el placer de vivir.  Su vida había pivotado alrededor de la cultura en cualquiera de sus manifestaciones y el buen vivir:

            Lo importante de verdad es vivir y darle a las cosas de arte, la dimensión temporal-espacial que tiene en tu vida.

La clave de esta afectuosa personalidad  está en que el hombre, el poeta, el compositor o el crítico no tiene más que un rostro, el que sonríe y conversa amablemente con todo el mundo.

            Su nítida visión de las cosas, su flexibilidad y tolerancia y su universal curiosidad por todo, le hicieron un personaje peculiar y excelente anfitrión allá donde estuviere. En cualquier momento se ponía al piano para convertir sus sentimientos en sonidos. Para escribir y componer se creó un paraíso íntimo, rodeado de fotografías de amigos, de lugares recorridos y de recuerdos que vigilaban la escena a modo de altar laico.

            Sintió la necesidad de saber cómo era el mundo más allá de esta ciudad y se lanzó a viajar y conocer otros pueblos, otras culturas para luego contarlo.  En una de las muchas entrevistas que le hicieron comentaba,  

…Si tuviera que reencarnarme sería un espíritu griego, unido a mi deambulante corazón ciudadano.
           
            Amó esta ciudad con todas sus fuerzas. Nunca quiso separarse de su mar y de su luz. En los juegos florares del año 1955, coincidiendo con el milenario de la Alcazaba, le concedieron el premio a la composición Poema a la mujer almeriense, bajo el lema, “Paisanica del Alma”. Y en el libro “Almería del recuerdo”, que escribió con Fermín Estrella, Manolo describe una Almería añorada de su niñez y juventud:

            Almería podía haber sido, cara al mar, la ciudad ochocentista más significativa de España, arropada por el enorme atractivo de sus murallas; y cara a Europa y al mundo, por la variedad de sus frutos y por su contrastada geografía provincial que la permite...

            Manolo nos dijo adiós en un momento de extrema fragilidad. Momento en que los recuerdos se agolpaban todos juntos buscando cada uno su espacio. En sus últimos días recorrimos juntos la geografía del recuerdo: el amor a la infancia recuperada se hizo presente en aquellos momentos, el de sus amigos de esta tierra y  también el de sus compañeros de viajes por todo el mundo. Yo tuve la inmensa suerte de convivir con el toda mi infancia y parte de mi juventud. Para mí fue la última puerta a la memoria familiar.

            Terminó sus días escribiendo para sí mismo, como una necesidad vital, embadurnando los papeles que tenía a su lado con poemas y pequeños dibujos.

            Sintió y presintió su final y soportó con estoicismo su enfermedad y el dolor de saber que se iba de este mundo. Dijo adiós desde el umbral, sin apenas parpadear, sin encoger el alma, mirando a un  mar azul y tranquilo, despejado de brumas.  Y se marchó a los 92 años de edad entre palabras amigas que le llevaron más allá de la barrera del tiempo.

            Manolo descansa en el pequeño pueblo donde nació al lado de sus padres y hermanos, junto a la orilla del mar donde otras barcas, cansadas también de faenar, reposan sobre la arena,

            Quienes le conocimos y disfrutamos de su cariño, su amistad y su magisterio,  hemos perdido un gran amigo y Almería, creo yo,  ha perdido a un gran hombre.

Actuación del Coro de Cámara Emilio Carrión.
Bajo la dirección de  José Manuel Jiménez, interpretaron las siguientes obras:

Hay que trabajo me cuesta
Letra de F. García Lorca y música de Manuel del Águila

Noche de cuatro lunas
Letra de F. García Lorca y música de Manuel del Águila

Si vas “pa la mar”
Letra y Música de Manuel del Águila

            La intervención de la coral, con obras del autor  fue muy emotiva y todos los asistentes aplaudieron la magnífica interpretación del grupo.
            El presidente del jurado del I Concurso de Piano, Manuel del Águila, Francisco Cortés Sánchez, leyó el acta, siendo el ganador del mismo, por unanimidad de todos sus miembros:

Jordi Nogués, Premio de Piano Manuel del Águila
Jordi Nogués Escribá

            El ganador interpretó las obras obligadas que exigía el concurso, Almería de Isaac Albéniz y Homenaje a Federico García Lorca de Manuel del Águila. 

Francisco Capel, Francisco Cortés, Daniel Blanch y Jordi Nogués

CONCIERTO HOMENAJE A MANUEL DEL ÁGUILA

Patrocinado por la Fundación Unicaja en colaboración con la Asociación Filarmónica de Almería

            El pianista catalán, al que Manolo le dedicó un artículo de prensa cuando estuvo en Almería, Daniel Blach interpretó magistralmente obras de  Robert Schumann, Fréderic Chopin, Joaquin Nin-Culmell y uno de las obras  de Manuel del Águila

            El acto homenaje al compositor y escritor almeriense, MANUEL DEL ÁGUILA, finalizó con un fuerte aplauso entre todos los asistentes.

CONCIERTO HOMENAJE A “MANUEL DEL ÁGUILA”
25 de noviembre de 2009

La Asociación Filarmónica de Almería y Fundación Unicaja ofreció el día 25 de noviembre a las 8 de la tarde un concierto homenaje a Manuel del Águila a cargo de la pianista Paula Coronas en el aula de cultura de la Fundación. El concierto fue presentado por la Presidenta de dicha asociación, Josefa Barcarcell y antes de la actuación de la concertista, Francisco Capel del Águila, Presidente de la Asociación Cultural “Manuel del Águila” leyó parte de una crónica que Manuel del Águila le hizo a Paula Coronas cuando vino a la ciudad de Almería en el año 1999. Entre otras cosas comentaba, ...Yo, gran aficionado a la auténtica música e imperfecto intérprete, tengo el hábito de ocupar un asiento cercano a los artistas para recrearme en su digitación y en su estado emocional…Paula Corona es una magnífica disertante y una gran pianista que ofrece durante su interpretación una suave gesticulación facial, indicativa del estado de ánimo que le proporcionan las frases musicales, claro ejemplo de su sensibilidad y compenetración con la obra. Antes de su actuación, la pianista Paula Coronas, recordó la figura de Manuel del Águila, agradeciéndole su cariñosa crónica en un periódico de la ciudad y deleitó al público con un magnífico programa:

El público, que llenaba la sala de audición, aplaudió largamente la espléndida actuación de la pianista, y en correspondencia regaló, fuera de programa, la actuación de una de las composiciones de Manuel del Águila.